El Campus

Misión
La Sede Villarrica define su misión en términos de ser una unidad académica que busca: “Contribuir, desde la misión específica de la Universidad Católica de Chile en el cultivo y la transmisión del saber y el diálogo fe- cultura, al desarrollo sustentable de la Región de la Araucanía y del país en el ámbito de la educación y el desarrollo local”.

Lo anterior implica una acción en el ámbito de la docencia, investigación y extensión, tomando como eje articulador la “educación y el desarrollo local”, entendida la “educación” como proceso permanente que se da en un continuo de tiempo y espacio en el transcurso de toda la vida de la persona humana y un componente fundamental de los procesos desarrollo, que se articula orgánicamente con los demás componentes de éstos; y el “desarrollo local” como un proceso multisectorial, de carácter social, económico y ambiental, centrado en la persona y en mundo de significación.




Visión
La Sede Villarrica, en el marco de su pertenencia a la Pontificia Universidad Católica de Chile, la consideración de los valores consensuados y en consonancia con su misión específica, se proyecta como: “Una comunidad académica, centrada en la dignidad humana, que promueve la búsqueda permanente de la verdad y la sabiduría, que planifica su actuar responsable y éticamente; que considera e involucra la visión profética en su quehacer contribuyendo desde el contexto local a la armonía global y, que reconoce y valora la diversidad e igualdad de las personas, propiciando así su desarrollo personal y profesional”

Además se ve:

  • Posicionada como referente educativo a nivel nacional e internacional, reconocida y destacada dentro de las unidades de la Universidad, con actitud emprendedora para asumir nuevos desafíos, innovadora y con vocación clara de vinculación con la sociedad, que participa activamente en redes nacionales e internacionales y en la generación y promoción del conocimiento.
  • Contribuyendo a la formación de profesionales líderes e innovadores en el ámbito de la educación y en otras áreas referidas a las nuevas demandas que plantea el desarrollo de la región y el país, con una sólida preparación ética y disciplinar, responsables de su propio perfeccionamiento y desarrollo personal.
  • Con un equipo interdisciplinario de académicos de excelencia, comprometidos con los principios y valores de la universidad; activos investigadores en sus distintas áreas y niveles.
  • Con espacios adecuados y equipamiento actualizado para el desarrollo de sus actividades.
  • Con políticas institucionales definidas, conocidas, con una gestión eficiente, participativa y facilitadora del trabajo académico.
  • Como una sede en la cual se expresa en forma libre y respetuosa la diversidad y la pluralidad, comprometida con la democracia y de fuerte presencia en el desarrollo social y la disminución de la brecha entre los que más tienen y quienes viven en condiciones de pobreza e indigencia.
  • Promotora de programas conjuntos con otras unidades académicas de la Universidad Católica.
  • Generadora de oportunidades y acogedora de profesores y alumnos de las distintas facultades de la Universidad, para el desarrollo de actividades de docencia, investigación, pastoral y extensión.
  • Atendiendo problemas y desafíos relevantes de la sociedad moderna: consumo responsable, deterioro del medio ambiente, crisis valórica, globalización, identidad local, cohesión social, participación ciudadana. Anticipándose a nuevas necesidades de formación de personas, de investigación y de comunicación.