Investigador presentó estudio sobre el teleacoplamiento humano-naturaleza

Una investigación sobre cómo los turistas pueden influir en la conservación de áreas naturales fue presentado en el campus Villarrica durante la charla y conversatorio “Sistemas teleacoplados humano-naturaleza para estudiar el turismo en áreas naturales”, organizada por el Centro UC de Desarrollo Local (CEDEL).

14 de junio de 2018

Ante una veintena de personas, Cristóbal Pizarro, PhD Sustentabilidad Socio-ecológica, U. Waterloo y profesor asistente de la Facultad de Ciencias Forestales de la Universidad de Concepción, presentó un reciente estudio de su autoría acerca de los visitantes del Canal Beagle (al sur de Tierra del Fuego) y su posible contribución a la conservación de la diversidad biocultural austral, más allá de los aportes monetarios.

“Vimos el Canal Beagle como un sistema humano-naturaleza teleacoplado. Dentro de este sistema encontramos políticas turísticas, de Estado y militares; una infraestructura de barcos que navegan el Canal con fines turísticos y un comercio local asociado a ese turismo. Por otro lado, el sistema natural posee una geografía particular –que es el gran atractivo- y una fauna marina colonial viviendo en ese sector. Entre esos dos sistemas hay una serie de interacciones que provocan causas y efectos acoplados”, sostuvo el investigador.

Bajo esa lógica, el estudio se planteó dos preguntas: qué oportunidades provee este acoplamiento al turismo en pos de la conservación del planeta y cómo esta investigación podía ayudar en la toma de decisiones para mejorar las prácticas de turismo en el lugar.

En dicho contexto, el académico precisó que trabajaron con cuatro empresas de la zona a fin de encuestar a turistas a bordo de embarcaciones en el Canal Beagle, así como también se realizaron más de 800 entrevistas entre los años 2016 y 2017. Mediante estos mecanismos se lograron obtener antecedentes demográficos (sexo, edad, educación e ingresos), rutas de viaje y motivos, sensaciones vividas durante la navegación, cuánto gasta cada turista, cuánto están dispuestos a pagar por un servicio y qué recomendaciones harían para mejorar la experiencia.

Entre los datos obtenidos destaca que Ushuaia, el lugar donde llegan los turistas previo a su navegación por el Canal Beagle, tiene un flujo de 440 mil turistas al año, quienes dejan 440 millones de dólares.

De igual modo, se detectó los turistas manifiestan su preocupación por la conservación del medioambiente y que si las empresas turísticas que ofrecen el servicio de navegación por el Canal Beagle aceptaran donar un porcentaje de sus ingresos, se podrían recaudar 1,1 millones de dólares para conservación de la diversidad biocultural austral y para mejorar ciertos servicios.

Cristóbal Pizarro ya se había presentado en el Campus Villarrica, exponiendo su tesis doctoral acerca de migrantes latinoamericanos y cómo las aves servían de vínculo para conectar sus raíces con los lugares de destino.

Charla Tomás