Exitoso curso de EC en la inauguración de la Alianza por la Innovación Educativa para el Desarrollo Sustentable de la Macro Zona Sur.

Con el objetivo de fortalecer la educación para el desarrollo sustentable, la unidad de Educación Continua del Campus Villarrica dio inicio al curso de tres días “Metodologías para las aulas del Siglo XXI: Aprendizaje por Indagación”, que se llevó a cabo en el Colegio Kopernikus de Frutillar, y al cual llegaron los docentes de distintas escuelas de la provincia de Llanquihue que se adjudicaron uno de los 28 cupos.

23, 24 y 25 de junio de 2018

Los contenidos abordados fueron definidos y estructurados de acuerdo a la Metodología Indagatoria. “Es una metodología que trabaja en cuatro etapas. La primera es de focalización, donde se levantan los conocimientos previos. La segunda etapa tiene relación con lo que el estudiante experimenta. En la tercera se reflexiona y se aclaran conceptos. Y en la cuarta etapa se pasa a las conclusiones, en la que también hay una aplicación donde se vincula lo aprendido con el entorno. Por tanto, se aplica. Y durante las etapas surgen otras preguntas, comenzando el ciclo nuevamente para resolver una problemática”, explica Karen Cartagena, docente del Campus Villarrica y una de las tres guías del curso, junto con las profesoras Cecilia Ibáñez y Andrea Opazo.

En el marco del curso, se realizó una Charla Magistral abierta, dictada por Kristina Reiss, Decana de la Escuela de Educación de la Universidad de Munich, TUM School of Education, llamada “Educación STEM: para los desafíos del Siglo XXI”, en la que se abordó innovación educativa y desarrollo sustentable. A la actividad asistieron más de 100 personas, quienes se nutrieron de diferentes temáticas relacionadas con la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, y también cómo éstas se pueden relacionar con el aprendizaje a través de la práctica.

Charla Magistral en Educación STEM se dio el vamos a Alianza por la Innovación en Educación.

La charla de la connotada profesora y doctora en matemáticas Kristina Reiss, coincidió con la inauguración de la “Alianza por la Innovación Educativa para el Desarrollo Sustentable de la Macro Zona Sur”, conformada por la Pontificia Universidad Católica de Chile a través de su Campus Villarrica, el Centro UC de Desarrollo Local (CEDEL), Fundación Plades, Fundación Siemens Stiftung y el Colegio Kopernikus.

Al respecto, Tomás Cortese, Director Ejecutivo de Fundación Plades, señaló: “Creemos que es vital la construcción de este tipo de alianzas para poder fortalecer la educación local. Trabajar con instituciones como estas, estimulan a profesores y equipos directivos locales a volver los ojos y los esfuerzos al aprendizaje dentro del aula, aspecto clave en estos procesos”, dijo.

Martín Bascopé, coordinador de la línea de educación para la sustentabilidad del CEDEL, agregó que “hacer clases en los formatos lo más diversos posibles, ayuda a enganchar más con los niños. Uno de los sellos del CEDEL tiene relación con trabajar en contextos multidisciplinarios, donde académicos de distintas áreas van alimentando la cadena educativa y generando recursos en colaboración con los profesores. Y esperamos poder compartir esa experiencia aquí Frutillar, ya que contamos con expertos en área de la conservación, ecología, planificación urbana y territorial, turismo sustentable y educación”.

“Sin lugar a dudas traer este calibre de expositores, con estas temáticas, genera un recibimiento totalmente positivo en la comunidad, logrando que Frutillar se posicione como un ejemplo de innovación y educación para las diferentes ciudades de Chile. Como equipo, quedamos muy contentos con el resultado, por lo que seguiremos trabajando arduamente con el fin de que este espacio quede abierto para que Frutillar siga siendo un ejemplo de educación, innovación y desarrollo por mucho tiempo más”, destacó José Feuereisen, Director Sociocultural de Fundación Plades.

Por su parte, Ulrike Wahl, consultora externa para la fundación internacional Siemens Stiftung en Latinoamérica, agregó: “La educación STEM es parte de una formación holística a la que debería tener acceso todo niño y niña desde la primera infancia. Los retos de sustentabilidad del planeta nos atañen a todos. La co-responsabilidad, el esfuerzo colaborativo, la claridad de conceptos, la capacidad de entender los problemas para buscar soluciones, es un ejercicio en el que nos debemos comprometer. El cambio climático no es un planteamiento teórico, es una realidad. Y la educación debe ser pertinente, para que tanto escuela, comunidad y ecosistema de un territorio lo miren con atención y actúen”.

Indagación Frutillar