Docente Visitó Universidad Veracruzana.

“Por ello, este trabajo que estamos realizando entre ambas universidades, será un ir y venir de mutuas colaboraciones a nivel de investigación...", señaló la docente.

Entre el 18 al 26 de abril estuvo en el Estado de Veracruz - México, invitada por la Universidad Veracruzana como profesora visitante, la doctora del Campus Villarrica María Lara Millapan, con el objetivo de intercambiar experiencias en el área de la enseñanza de lenguas.

Durante su estadía, sostuvo reuniones de trabajo con el Departamento de Lenguas del Instituto de Estudios de la Universidad Veracruzana. Además, participó en el tercer encuentro estudiantil: “Investigación Vinculada a la Gestión” donde conoció los resultados de investigaciones llevadas a cabo por los estudiantes de la carrera de Licenciatura en gestión intercultural e investigación vinculada, así como también de las investigaciones de los académicos de la UVI. La docente María Lara, señaló “estuve exponiendo sobre las políticas lingüísticas que se han ido instaurando en Chile, nuestras proyecciones en el área de revitalización lingüística de parte de la Pontificia Universidad Católica, así como de otros organismos a nivel nacional en los que participo. También expuse acerca de mi experiencia de trabajo en la enseñanza de la lengua y la literatura mapuche”.

Veracruz:

“No hay fronteras para el aprendizaje, nuestra preocupación por hacer un mundo más equilibrado también habita en otros lugares. Nuestros diálogos se parecen, nuestras búsquedas y nuestras formas de comprender para seguir construyendo” señaló la docente. Sólo en Veracruz se hablan 14 lenguas nacionales: náhuatl, tepehua, tének, ñuhü, totonaco, zapoteco, zoque, mixe-popoluca, popoluca de la Sierra, mazateco, mixe, mixteco, chinanteco y español.

La política de investigación de la universidad Veracruzana y de sus estudiantes es “saber hacer para la comunidad y sus problemáticas”, es decir, la investigación va vinculada a la realidad, a entregar una respuesta concreta a una necesidad y a generar un impacto a nivel cultural, a transitar desde lo jerárquico a lo horizontal.
Se insta a que el trabajo y los aprendizajes de los estudiantes, no mueran en un semestre, pues estos son para la vida y su gente. A no culpar los problemas por el origen cultural, sino por las desigualdades sociales que cabe enfrentar.

Nos hermanan nuestras reflexiones y nuestro quehacer por la transmisión y construcción del saber. En el plano de las lenguas, su competencia activa para producir pensamiento y no sólo para su instrumentalización. “Por ello, este trabajo que estamos realizando entre ambas universidades, será un ir y venir de mutuas colaboraciones a nivel de investigación. Por cierto, jamás hay que perder de vista nuestra realidad y los mejores enfoques o modelos son aquellos que nacen de la propia experiencia, de este mirar, palpar y sentir la historia y lo que está sucediendo ahora a mi alrededor. En mi visión personal, cabe traspasar mi propio interés o ego, las paredes del aula o una normativa sólo por la moral y construir por el bien de la humanidad”, señaló María Lara.