Escolares de La Araucanía investigan fauna silvestre con cámaras trampa

Publicado el 28 de mayo de 2019

Alumnos de dos comunas región son parte de una iniciativa que los vincula con la fauna silvestre de áreas protegidas. El objetivo es desarrollar su aprendizaje a través de la evidencia y el contacto directo con la naturaleza por medio de cámaras trampa.

60 cámaras trampa fueron instaladas por escolares de tres escuelas de La Araucanía, en el marco de un proyecto Explora de Valoración y Divulgación Científica denominado “Monitoreo Escolar de Fauna Silvestre en la Reserva de la Biósfera Araucarias”, ejecutado por el Centro UC de Desarrollo Local (Cedel) y coordinado por el Dr. en Biodiversidad Nicolás Gálvez, quien también es académico del Campus Villarrica de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

“Las cámaras están diseñadas para sacar fotos o grabar videos a través de la detección de movimiento, con una autonomía de 60 días”, explica el experto, quien detalla que gracias a estas cámaras, se obtienen datos de monitoreo que serán analizados por los escolares en las distintas asignaturas.

“Hemos trabajado fuertemente con los profesores para usar una metodología de trabajo que vaya más allá de los contenidos de ciencia”, detalla. De esta manera, “los estudiantes puedan utilizar la información generada por las cámaras en matemáticas, trabajar textos científicos en lenguaje, comunicar los resultados por medio de las artes visuales, etc”.

Gálvez indica que “el objetivo del proyecto es potenciar el aprendizaje desde lo tangible, y a la vez aportar al desarrollo de la conciencia para la conservación de las especies, manteniendo a los estudiantes como protagonistas de su aprendizaje”, complementa el docente del Campus Villarrica UC.

Método científico, articulación territorial e inclusión

Dos meses han estado trabajando cerca de Villarrica, Pucón y Coñaripe alumnos de los colegios Pucón, Escuela Candelaria y Escuela Padre Enrique Römer, de la comuna de Panguipulli. En esta etapa tienen el desafío de plantearse ante los datos recogidos con estas tres preguntas: “¿Cómo cambia la comunidad de fauna a diferentes altitudes?”, “¿Cuál es la diferencia de la comunidad de fauna dentro y fuera del parque nacional Villarrica?”, “¿Cuál es la diferencia de la comunidad de fauna en bosques aledaños a carreteras y un bosque interior?” Estas interrogantes fueron elaboradas en conjunto con la comunidad escolar de cada colegio y están siendo trabajadas por medio de hipótesis.

El proyecto ha tenido una positiva acogida por parte de las escuelas: “Para nuestra comunidad es un tremendo beneficio, porque está vinculado directamente con la actividad principal que se desarrolla acá, el turismo, en base a la riqueza que tenemos en el entorno y cómo debemos proteger y cuidar nuestras especies y el medio ambiente”, señala Rodrigo Zurita Aldea, profesor de Ciencias Naturales de la Escuela Padre Enrique Römer.

Cabe destacar que este trabajo se desarrolla también gracias a la colaboración de CONAF, quienes realizaron un acompañamiento en la instalación de las cámaras en la reserva Biosfera de Araucarias. También contó con el apoyo de la fundación Wheel the World, quienes apoyaron en el traslado de un alumno con movilidad reducida.

Próximos pasos

Las imágenes que recopilen las cámaras trampa durante el proyecto serán subidas y clasificadas en la plataforma e-mammal, https://emammal.si.edu/, para compartir la información en el marco de ciencia ciudadana, mientras que dos estudiantes por escuela se preparan para representar a sus compañeros en el congreso regional de ciencia Estudiantil, organizado por los proyectos PAR Explora de La Araucanía y Los Ríos en el mes de octubre.

Cámaras trampa: investigando la fauna con tecnología