Finalizó CIEP 2015 con positivo balance.

Las conferencias finales estuvieron a cargo de los académicos e investigadores Dr. Carmel Borg de la University of Malta y Dr. David Berliner de la Arizona State University.

El pasado sábado 10 de enero finalizó el Primer Congreso Internacional de Educación y Pobreza - CIEP 2015 - , organizado por el campus Villarrica de la UC.

Los asistentes al finalizar la tercera y última jornada realizaron un balance positivo de este congreso. Para Francisco Javier Gil, académico, asesor educacional e impulsor de Talento e Inclusión de la UC, “fue un congreso muy bueno, muy interesante y simbólico que la Universidad Católica llame a este congreso sobre educación y pobreza, hay todo un sentido desde la catolicidad, como católico me he sentido muy contento que la UC haya tomado la decisión de pensar este primer congreso con un tema tan profundo que nos marca como sociedad. En Chile la calidad de la educación de los niños de familias más pobres , es muy distinta de una familia no tan pobre, y que sea la Universidad Católica la que nos abra, nos muestre y que traiga gente del extranjero que nos muestre como ellos han avanzado y van resolviendo estas materias me parece que esto es un signo de los tiempos y camina hacia un país más inclusivo, no tan segregado , un país donde todos seamos más felices. Este primer congreso necesariamente llama a un segundo encuentro próximamente donde podamos ver el trabajo que las universidades regionales realizan”.

Para la docente Gloria Sanzana de la Universidad de Concepción, fue un gran congreso “más que nada necesario, todas las instancias son de aprendizaje, es un tema muy importante en este minuto, es una cuestión relevante avanzar en la política para ver cómo se compensa la desigualdad social que tiene que ver cómo se generan condiciones, pienso que estos esfuerzos son muy relevantes porque le ponen fundamento a las búsquedas que se están haciendo y explican en realidad que podamos avanzar. Vemos que este no es solo un fenómeno de Chile, encuentro muy interesante esto. Yo espero vivir una segunda instancia donde veamos avances en primera persona contando el tema”.

Para el secretario ministerial de Educación de La Araucanía, Marcelo Segura , “es muy positivo que las universidades descentralicen este tipo de eventos, donde lo de carácter internacional siempre está alojado en Santiago o en las capitales regionales y en el caso de La Araucanía la vinculación con los procesos educativos, con la inequidad, con los problemas de inclusión y la pobreza son bastantes permanentes, conocer cómo los distintos países han ido mejorando y abordando estas dos temáticas conociendo de sus experiencias. Valoramos muy positivamente que la Pontificia Universidad Católica, que está en nuestra región y en Villarrica esté realizando estos encuentros. Para el Ministerio de Educación en el marco de la reforma educacional es realmente importante, donde la inclusión es central en este proceso y que hoy hemos podido conocer”.

David Miranda, estudiante de doctorado de la UC, señaló “me parece que los temas han sido muy diversos, para todos los gustos, cosa que se agradece, que haya diversidad. No todo ha estado orientado en la pobreza, pero sí en educación. Me imagino que darle continuidad es una necesidad, esa intersección en Chile entre educación y pobreza y Latinoamérica es relevante y tenemos que lidiar con esto en forma permanente, debemos hacer reflexión académica, conocer trabajos, ver aplicaciones en terreno y desde la academia”.

Para el equipo organizador del CIEP 2015, los académicos Viviana Gómez y Alfredo Gaete, fue un buen trabajo, “los asistentes se fueron muy conformes, tuvimos la oportunidad de conversar e interactuar entre un grupo humano muy dedicado y comprometido con la pobreza. Realmente estamos satisfechos con la respuesta a nuestra invitación, ahora sabemos que somos muchos los que estamos investigando en el tema y hemos invertido tres maravillosos días conversando sobre nuestras investigaciones. Estamos seguros de que esto continuará en el futuro”, señaló la doctora Viviana Gómez.

En el congreso participaron más de 200 asistentes provenientes de Arica a Osorno y de países como Argentina, Turquía, USA, Australia, Brasil, Guatemala, Colombia y Arabia Saudita.