Representantes del pueblo mapuche analizaron posible modificación a la Ley Indígena

La iniciativa impulsada por el gobierno busca permitir el arriendo o venta de terrenos ancestrales.

20 de agosto de 2018.

Bajo el nombre “¿Wallmapu sin tierra? Acerca de la propuesta de poner a la venta tierras mapuches” se realizó en la Biblioteca Gabriela Mistral del Campus Villarrica un gutxamkawüm (conversatorio) organizado por el Centro de Estudios Culturales e Indígenas- CIIR.

Para analizar lo que significaría la modificación a la Ley Indígena, cuatro panelistas del pueblo mapuche dieron a conocer sus impresiones ante la presencia de más de cincuenta personas.

Mijael Carbone, werkén de la Alianza Territorial Mapuche, inició el diálogo manifestando su desacuerdo con la moción. “No aceptamos las nuevas políticas; esto nos cambia el escenario a todos. Se habla de desarrollo y mejoras, pero es una mentira. Mi comunidad era muy pequeña, con 125 familias y pocas hectáreas. Con movilizaciones hemos recuperado 3 mil hectáreas sin necesidad de venta, sino sólo trabajar”, indicó, apelando que las propuestas salgan desde las comunidades.

La segunda intervención estuvo a cargo de Eli Faúndez del Lof Trankura de Currarrehue, quien también dejó en claro su desacuerdo con el proyecto, afirmando que por años el territorio se ha visto amenazado, incluso por las trasnacionales que les arrebatan el agua. “No sabemos cuándo podremos estar tranquilos; hay gente que quiere tener su siembra, su negocio de turismo u otro. La postura que tenemos es que es un nuevo atropello”, comentó.

La panelista Cecilia Kañiwman, por su parte, señaló que si bien la modificación a la ley aún está en discusión, desde su comunidad ya han denunciado terrenos adquiridos de forma irregular, también conocidos loteos brujos. “Licán Ray está bajo el título de merced y sin embargo está todo urbanizado; la contaminación del lago es por fosas sépticas de las casas de veraneo en la rivera. Es hora de conversar qué queremos de las tierras. La lucha del pueblo es colectiva, no deberíamos ver sólo el metro cuadrado”.

La última presentación fue de Richard Caifual, abogado de la Corporación ENAMA, quien se refirió a los alcances y vacíos de la actual ley indígena. Asimismo, ahondó en la nueva iniciativa que promueve gobierno y en lo tentadora que podría ser la oferta de vender las tierras, en donde una hectárea en zona urbana podría alcanzar los 120 millones de pesos.

“El anuncio fue ahora, pero proyecto de ley está del año 2012 y lamentablemente -como siempre- llegamos tarde a las discusiones (…) Básicamente el proyecto apunta a la construcción de viviendas sociales, pero –como todos saben- es es la puerta de entrada a cualquier modificación, y es ahí donde entra el componente político”, sostuvo.

El conversatorio concluyó con un espacio para el público, en donde los presentes pudieron plantear sus comentarios e inquietudes a cada uno de los panelistas.

Conversatorio tierras mapuche