Asignatura “Familia, Escuela y Comunidad” concretó inédita alianza con la Unidad Dental de la Dirección de Asuntos Estudiantiles

Con la presencia de invitados especiales y autoridades del Campus se realizó el pasado viernes 8 de julio la ceremonia de “Celebración y presentación de los protagonistas”, que tiene por objetivo conocer en voz de los estudiantes de segundo año de Pedagogía en Educación General Básica su experiencia y hallazgos realizados durante el curso con metodología de Aprendizaje + Servicio.

Este 2022, y tras el regreso a la presencialidad, los alumnos trabajaron con tres establecimientos rurales y semi rurales de la comuna de Villarrica: Escuela Molco Alto, Escuela Voipir de Ñancul y el Liceo Luis Cruz Martínez, donde desarrollaron dos proyectos. El primero consistió en la elaboración de fichas socioculturales de los niños y sus familias para conocer sus contextos y realidades, y el segundo estuvo orientado a generar instancias de aprendizaje del cuidado de la salud dental. Este último, precisamente, se gestó mediante una inédita alianza con la Dirección de Asuntos Estudiantiles UC (DAE) que permitió que los odontólogos Alejandra Rivas y Claudio Álvarez capacitaran a los estudiantes del Campus para poder llevar los contenidos a los establecimientos educacionales.

“Estoy muy conmovida por lo que he visto de los trabajos que han hecho nuestros estudiantes en los distintos colegios. Para mí como odontóloga la salud dental tiene que salir de la clínica, del tapar muelas, del sacar dientes, de hacer limpiezas y tiene que llegar a la educación, que es lo que están haciendo los estudiantes. Como sociedad y como profesional de la salud lo que tenemos que hacer es prevenir y en eso los profesores tienen un gran trabajo que hacer y ya como estudiantes universitarios lo están logrando entregando un regalo espectacular a las futuras generaciones, algo que a mí me conmueve mucho y, como representante de la salud bucal, me tiene inmensamente contenta”, sostuvo la Dra. Alejandra Rivas durante la ceremonia.

Jorge Villagrán Sáez, director de la Escuela Molco Alto, también fue parte de la actividad de cierre, donde destacó el valioso material desarrollado por los estudiantes que trabajaron con su comunidad educativa. “Creo que para ellos (profesores en formación) va a ser un aprendizaje importante poder entender que el estudiante, más allá de ser alguien a quien enseñan una materia, es una persona que tiene un contexto familiar y la importancia de ello para quienes trabajamos en escuelas altamente vulnerables, donde el rol del docente es mucho más significativo para romper con ciertos patrones y poder ayudar a los niños a que tengan un mejor desarrollo a lo largo de su vida, y también en temas tan pertinentes como la salud bucal. Sabemos que en contextos de mayor vulnerabilidad no hay esa práctica habitual de poder hacer una higiene bucal adecuada. Hay un trabajo que hacen los equipos de salud en los establecimientos, al menos en los municipales, pero siempre toda ayuda es necesaria en aspectos tan elementales como estos, así que agradezco mucho a la universidad y en particular al profesor Urbano por habernos contactado y que los estudiantes vayan poco a poco interiorizándose en lo que pasa en los colegios”, comentó el directivo.

La buena evaluación de esta pionera experiencia es compartida por Urbano Salazar, profesor responsable de la asignatura, quien destaca el compromiso de todos los entes que fueron parte.

“Este curso incorpora la metodología A+S donde indudablemente los contenidos cobran sentido cuando tienen que ver con una realidad concreta, que es la escuela. Hemos identificado que este curso por esta vez pudiera tener un aporte hacia escuelas rurales con población más vulnerable y ahí surgió el contacto con los directores para poder implementar estos proyectos. Lo interesante es que por un lado ellos tienen la gentileza de recibir a nuestros estudiantes en sus propios contextos y de alguna medida los docentes apoyando a nuestros estudiantes con información, y por otro lado también nosotros estamos contribuyendo; en el caso de la escuela de Molco, que están en un nuevo proyecto pedagógico, desde la universidad yo en particular estoy con ellos trabajando como una retribución a esta alianza que tenemos”, contextualizó el académico.

En tanto, sobre la alianza con la Unidad Dental de la DAE, señaló que “El trabajo fue fantástico. Ha sido una experiencia muy interesante con el doctor Claudio Álvarez y la doctora Alejandra Rivas. Son personas que tienen un entusiasmo, un carisma y un deseo de tener esta posibilidad de contribuir desde su expertiz en salud bucal a nuestros cursos. Ellos hicieron un esfuerzo muy importante por preparar sus clases, por las cápsulas de video, pero más allá de la actitud y de este agrado de colaboración mutua que hemos tenido, es increíble el impacto en nuestros estudiantes. Realmente están muy contentos y agradecidos del aprendizaje adquirido porque nosotros creemos que la función docente no es solo entregar contenido de las asignaturas, también tiene que ver con un impacto en la familia y en la comunidad. Tenemos que ser no solo docentes sino también orientadores del contexto y del territorio en que estamos”, concluyó.

Revisa a continuación las imágenes de la ceremonia de cierre:

Cierre de curso Familia, Escuela y Comunidad 2022.