Campus Villarrica UC y Fundación Papageno estrechan vínculos mediante innovadora apuesta de Aprendizaje + Servicio

Con exposiciones que dieron cuenta del trabajo realizado durante abril y mayo en escuelas de La Araucanía y Los Ríos finalizó una inédita alianza de pregrado entre el Campus y la Fundación Papageno, que permitió a estudiantes de Pedagogía en Educación General Básica realizar talleres medioambientales a niños y niñas que participan del programa educativo impulsado por la institución cultural.

Alfonso Cáceres, académico del Campus Villarrica, precisa que el trabajo de A+S consistió en acceder a escuelas aisladas en el territorio mapuche, donde los docentes en formación ejecutaron un diagnóstico que les permitió realizar talleres formativos en torno a sustentabilidad y medioambiente con el objetivo de generar una nueva sensibilidad que vincule estas temáticas al desarrollo de habilidades musicales de los niños, niñas y adolescentes de establecimientos rurales de la zona.

De esta forma, los estudiantes UC visitaron en dos oportunidades las escuelas designadas para abordar la sostenibilidad bajo las tres R (reducir, reutilizar y reciclar) y la contaminación del aire, todo esto acompañados por los profesores que forman parte de la Fundación Papageno.

Experiencias
“Plantamos árboles nativos en cada escuela y explicamos la importancia de estos para el pueblo mapuche y para el cuidado y preservación del medioambiente”, relatan Diego Huenuñanco e Isaí Hernández sobre algunas de las actividades que realizaron con alumnos de escuelas multigrado (1° a 6°) de Malloco – Lollenco y Quelhue.

La pareja conformada por Sandra Bello y Lehandro Aladino trabajó con tres establecimientos de Cunco y Melipeuco. “Abordamos las tres R a través de la lectura”, señalan, utilizando para ello objetos como neumáticos, cajas de tomate, bombos y otros materiales que dieron vida a estantes, mesas y sillas para trabajar con los niños. De su experiencia destacan el trabajo en equipo, manejo de grupo y la posibilidad de conocer la realidad de las escuelas rurales.

“La experiencia vino a rescatar nuestra vocación. Antes estaba un poco cabizbaja, pero me di cuenta que la pedagogía es todo lo que yo quería ahora que llegué a los colegios rurales. Cuando me matriculé en la universidad buscaba esto: la cercanía, hacer familia, poder incidir en los niños de manera positiva y fuerte”, plantea Sandra.

Otra de las profesoras en formación destaca de esta experiencia la oportunidad de conocer la labor de los docentes de Papageno y el entusiasmo que generan en sus estudiantes. “Rescato la oportunidad de conocer el trabajo de los profesores de Papageno, porque es muy sacrificado lo que hacen. Llegan a muchas escuelas, a muchos niños, y es increíble la alegría que transmiten. Los alumnos se sienten muy cómodos con ellos y creo que eso fue una muy bonita oportunidad de trabajar en conjunto con ellos y llegar a las escuelas por medio de la Fundación”.

Evaluación
Presente en la ceremonia de cierre, donde los grupos estudiantiles expusieron el trabajo realizado, el director de Papageno, Christian Boesch, expresó su agradecimiento hacia los futuros docentes por su contribución al enfoque medioambiental que la Fundación está implementando en las escuelas, donde se está utilizando un repertorio de canciones con foco en la ecología.

“Creo que se nota el corazón que incorporaron en el proyecto”, sostuvo, llamando también a reforzar el uso de la música en próximas experiencias educativas. “Me fascina la combinación de música con medioambiente, porque la música prepara a un niño para tener un mejor ánimo y motivación”, planteó Boesch, quien posee una destacada trayectoria como cantante lírico.

Revisa a continuación algunas fotos de la actividad de cierre:

Actividades A+S con Fundación Papageno